Ejercicios

Querer hablar en público no hace que sepamos hacerlo. Tomar un curso o dos de oratoria para perder el pánico escénico cuando necesitamos hablar en público, o conocer algunas técnicas para hablar en público con soltura, no nos hace maestros de oratoria. Es necesario ejercitarse, una y otra vez, ya que “la práctica, hace al maestro”. Un orador muestra su liderazgo en el arte de hablar en público no por el número de cursos que ha tomado sino por el número de ocasiones que ha podido ponerlos en práctica.

Los especialistas en comunicación humana, que se han avocado a ayudar a personas que hacen del hablar en público una necesidad, han desarrollado ejercicios y prácticas que les permiten a través de un curso o taller de oratoria mejorar su dicción, su presentación personal, el control de sus movimientos, etc.

Es sabido que la persona que aprendió a hablar en público a temprana edad logra mostrar su capacidad de liderazgo más pronto que aquella con cualidades de liderazgo pero que no ha logrado enfrentarse a un grupo de personas exitosamente, por lo cual, saber hablar en público es algo que puede aprenderse y que debe ejercitarse con regular frecuencia hasta lograr hacerlo como parte de uno mismo.

Algunos ejercicios para mejorar nuestra tarea de hablar en público nos llevan a :

  • Aclarar la dicción
  • Utilizar la imaginación
  • Incrementar nuestra retentiva
  • Escuchar activamente
  • Aprovechar nuestro lenguaje corporal
  • Improvisar
  • Lograr nuestro autocontrol
  • Desinhibir nuestros temores irracionales
  • Resumir, sintetizar, etc.